En el mercado existen muchos tipos de hipotecas: hipotecas fijas, variables, mixtas, hipotecas sin vinculaciones… pero ¿qué son realmente? Según el Banco de España,  una hipoteca es el pago que se realiza por el valor de un inmueble.

En otras palabras, se trata de un producto bancario el cual permite al consumidor final o cliente recibir una cantidad monetaria de préstamo por parte de una entidad bancaria, a cambio de la posibilidad de devolver dicha cantidad. Pero esta cantidad se ha de devolver mediante pagos o cuotas.

Pero claro, todo préstamo debe de ir cumplimentado en un documento, es decir, en un contrato. En él debe quedar claro por ambas partes varios puntos: las obligaciones del deudor y del prestamista,  las condiciones del préstamo, plazo de devolución, cuotas y el sistema de amortización. Además, en el hipotético caso de  impago, en el contrato también se debe establecer detalladamente la garantía hipotecaria.

Para elegir una hipoteca hay que tener claro cuáles son nuestras necesidades y qué tipo de préstamo hipotecario nos beneficia más, para ello hay que tener en cuenta también los tipos de interés:

  • Interés fijo: es aquel cuya cuota mensual no varía durante todo el plazo que dura el        préstamo. Por esta razón, suele ser un tipo de coste superior y un plazo de amortización menor que el variable, por ejemplo.
  • -Interés variable: Hace referencia al euríbor por lo que la cuota aumenta o disminuye anual o trimestralmente. Por ejemplo, si el euríbor referenciado en el tiempo de 1 año está situado en 0,70% y el diferencial es de 3%, la cuota a pagar sería 3,70%.
  • -Préstamos mixtos: Son los tipos de préstamos más comunes. Consiste en una aplicación distinta dependiendo del plazo: una parte aplican el interés fijo y otra parte el interés variable.

Además, para adquirir una hipoteca sin vinculaciones, o cualquier otro tipo, también es esencial destacar y fijarnos en los gastos asociados. Los más habituales son:

  • Gastos asociados a notario y Registro de la Propiedad.
  • Gastos de tasación, es decir, la valoración del inmueble.
  • Formalización del préstamo con la garantía hipotecaria.
  • Honorarios por la tramitación de la empresa gestora.

Por último, e igual de importante a la  hora de tener en cuenta para obtener una hipoteca sin vinculaciones son las comisiones.

Probablemente, antes de adquirir alguna hipoteca sin vinculaciones o con ellas, lo mejor sería calcular la cuota de la hipoteca junto con los seguros extras.

hipoteca sin vinculaciones

¿Qué es una hipoteca sin vinculaciones?

Las hipoteca españolas están en un momento cuyo interés es bajo. Sin embargo, para conseguir un diferencial bajo la banca exige contratar algunos productos que van vinculados a la hipoteca y estos hace que coste final incremente.

En cambio, existen excepciones: adquirir hipotecas sin vinculaciones. Es decir, aquellas hipotecas que tienen bajos intereses de vinculación y no tienen comisiones. Al no tener productos vinculados hace que la hipoteca no encarezca su precio final. De esta forma, por ejemplo, estaremos adquiriendo una hipoteca sin vinculaciones 100% segura y de calidad ya que no tiene añadida ningún tipo de extra como pueden ser: seguro de vida, planes de pensiones, fondos de inversión, tarjetas… que el banco intentará añadir a nuestra hipoteca.

Por ello, antes de firmar cualquier hipoteca es necesario y muy recomendable comprar varias para poder así decidirnos por la mejor opción y ahorrarnos pagar de más por seguros acumulados.

De todas formas, es necesario destacar que el cliente final tiene el derecho de desistir a cualquier tipo de vinculación si no ha firmado una hipoteca sin vinculaciones, no está obligado a pagar por estos seguros de vida o planes de pensiones si no lo desea. Solo hay que comunicarlo a la entidad financiera antes de firmar cualquier tipo de hipoteca.

Requisitos para contratar una hipoteca sin vinculaciones

No solo para conseguir una hipoteca sin vinculaciones, sino para cualquier otro tipo de hipoteca, ha de establecerse una serie de requisitos, entre ellos:

  • Tener una serie de ingresos recurrentes y adecuados a la deuda que se asumir. Es lo normal que nuestro banco nos pida nóminas y vida laboral para asegurarse de que se pueda hacer cargo del pago hipotecario.
  • Tener en cuenta el ahorro inicial y los ingresos netos antes de endeudarse.
  • No figurar en una lista de morosos como pueden ser ASNEF o RAI.

Podemos decir que no existen requisitos distintos al resto de hipotecas para adquirir una hipoteca sin vinculaciones. Pero en lo que sí distan es en el precio final y obviamente e el tipo de hipoteca sin vinculaciones es necesario adquirir seguros de vida o de cualquier otro tipo a parte ya que no vienen estipulados en el contrato.

hipoteca no vinculativa

Hipoteca sin vinculaciones: no es obligatorio contratar seguros con el banco

Como comentábamos antes, existe la posibilidad de no contratar extras en nuestra hipoteca contratando una hipoteca sin vinculaciones. Aunque parezca que todas las entidades bancarias quieran añadir seguros. Aunque eso sí, hay que estar preparados por si nuestro prestamista, nos subirá el interés.

Según argumenta la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, los clientes que estén interesados en contratar una hipoteca no está obligados a contratar un seguro sobre el inmueble hipotecado a no ser que esté explícito  en el contrato de la hipoteca y el deudor, es decir, el cliente haya firmado dicho documento. Por esta razón, muchos clientes prefieren hacerse con una hipoteca sin vinculaciones.

Aunque hay que dejar claro que una vez firmado sí es posible cancelar los seguros si no han pasado más de 30 días de la recepción de la póliza.

Por otro lado, también es factible cancelar el seguro transcurrido un año, siempre y cuando se le comunique a la aseguradora en un plazo anterior de dos meses, no al banco. Pero claro, hay que tener en cuenta que puede que el banco nos cobre algún tipo de interés por ello siempre y cuando en las cláusulas del contrato aparezca.

¿Qué hay que tener en cuenta al firmar una hipoteca sin vinculaciones?

Como podemos comprobar, firmar una hipoteca sin vinculaciones o cualquier otro tipo de hipoteca conlleva varios factores a tener en cuenta para no cometer fallos en un futuro.

Por este motivo, destacamos los principales aspectos a destacar si vas a adquirir una hipoteca en 2018:

  • -Fíjate en el diferencial: El diferencial es un tipo de interés que se añade al tipo de referencia. Tiene mucho que ver con el euríbor, en estos momentos está bajo, pero hay que tener en cuenta su nivel ya que si el euribor aumenta, las cuotas se encarecen.
  • -Mínimas comisiones posibles: Normalmente, en un contrato de hipoteca sin vinculaciones por ejemplo, vienen integradas un número elevado de comisiones. Es esencial tenerlas en cuenta, sobre todo, aquellas que se aplican al  modificar las condiciones en un futuro.
  • -Cuotas de préstamo: Hay que tener en cuenta que, cuanto mayor sea el plazo de préstamos, mayor serán las cuatas y viceversa.
  • -Valor del importe solicitado: No todas las entidades financieras aportan el mismo valor, la mayoría de ellas ofrecen un 80% de la cantidad total. El deudor debe poner de su parte el 20% de la cantidad además de los gastos que supone, como hemos comentado anteriormente y conforme al Real Decreto 716/2009.
  • -Asumir vinculaciones: domiciliar una nómina, contratar un plan de pensiones, un producto de inversión, son algunas de las vinculaciones que puede la entidad financiera añadir a la hora de firmar una hipoteca como requisito adicional. Si lo que quieres es evitar todo estos gastos adicionales, lo mejor es contratar una hipoteca sin vinculaciones.
  • -Operativa: decidir el tipo de operativa es muy importante sobre todo para nuestro día  a día en cualquier tipo de gestión.
  • -Elegir el notario: Muchos cliente piensan que es el banco el que debe imponer el servicio de notaria, pero esto no es así. Afortunadamente, podemos elegir el notario que más nos convenza para firmar la hipoteca sin vinculaciones.

Si estás pensando en firmar una hipoteca sin vinculaciones de cara al 2018 debes saber que los préstamos hipotecarios en la actualidad no son caro debido, en parte, a la baja cotización del euríbor, que como comentábamos antes, se encuentra en bajos históricos. Aunque es probable que en el nuevo año este dato repunte y afecte sobre todo, a las hipotecas fijas.

Otro factor destacable para este 2018 es la nulidad de diversas cláusulas abusivas. esto influirá a la hora de encarecer el presupuesto de los préstamos hipotecarios.

Contratar un préstamo hipotecario para adquirir una hipoteca sin vinculaciones es un proceso largo y complicado, el cual recomendamos que antes de firmar algún documento lo ideal es dedicar un tiempo dedicado a estudiar cada caso y leer la letra pequeña.

hipoteca aceptada

 

En Hipotecas 100 ofrecemos múltiples beneficios, entre ellos la hipoteca 100, con bajos intereses y todo tipo de comodidades para ti y para el resto de tu familia. Si tienes alguna duda con respecto a las hipotecas sin vinculaciones, no dudes en contactar con nostros. Nuestros más de 15 años nos avalan. Estaremos encantados de resolver todas tus dudas.

Comments 0

Leave a Comment