CONSEGUIR UNA HIPOTECA 100% EN 2019: ¿es posible?

Palabras clave: Hipotecas 100

El 2018 ha sido un buen año para poder conseguir una Hipoteca 100 de financiación; sobre todo, en lo que respecta a colectivos específicos como el funcionariado. De hecho, en algunos casos, se ha subido el límite de tasación a un segundo nivel y se ha podido conseguir hasta el 90% de la financiación, dependiendo de la tasación de la vivienda. En 2019 no se espera un retroceso en este tipo de ventajas.

En Hipotecas-100 somos profesionales expertos en la renegociación de condiciones para aquellos clientes que únicamente tienen ahorros para pagar los gastos asociados a la Hipoteca (un 15%, aproximadamente, sobre el precio de compra). Incluso, hemos conseguido que clientes, sin ahorros previos, puedan negociar una Hipoteca 100 para la vivienda que deseaban.

¿Es tan sencillo conseguir una Hipoteca 100?

No obstante, no todo el campo es orégano, por lo que siempre hay que tener bastante definidos y asumidos los parámetros y las condiciones que se aceptarán al solicitar la financiación de una Hipoteca 100. Por lo menos, aunque no se cuenten con ahorros iniciales, se tiene que tener capacidad y compromiso de ahorro, puesto que habrá cuotas mensuales que pagar.

En este sentido, siempre recomendamos, por el bien propio, contar con un colchón de dinero de al menos una cantidad equivalente a las diez primeras cuotas; ya que, si sufrimos algún imprevisto económico, será necesario contar con ahorros para poder hacer frente al pago de la Hipoteca.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de obtener una Hipoteca 100%

  • Estabilidad laboral:

Este es uno de los puntos clave para poder tener casi la total garantía de que te concederán una Hipoteca 100. Y no es de extrañar, puesto que las entidades financieras lo que buscan poder cobrar, durante todos los meses que dure la hipoteca, todas sus cuotas hipotecarias. En este sentido, un cliente que tenga unos ingresos estables y garantizados, como ocurre con los funcionarios, es el fichaje ideal para cualquier Banco; ya que, sobre todo, se asegura no tener problemas a la hora de cobrarse sus cuotas. Otro sector que juega con ventaja, seguidamente de los funcionarios, es el de los indefinidos con una buena y larga trayectoria profesional.

Obviamente, al otro lado de la balanza, se sitúan aquellos clientes que tienen contratos temporales o de obra y servicio, y el colectivo de autónomos. Estos últimos, también tienen ciertas dificultades a la hora de optar a una Hipoteca 100 ya que, dependen, en gran medida, de su antigüedad como autónomos y de la actividad donde ejercen su labor. Además, deben demostrar que obtienen ingresos en IRPF, porque, de no ser así, será casi imposible.

Aunque persigamos una Hipoteca 100, hay que tener presente que, aún está por ver cómo y de qué forma entra en vigor la nueva reforma de la Ley Hipotecaria; por lo que, quizás, será necesario aportar los gastos derivados de la financiación y contratar determinados seguros (que suelen ascender entre el 1,2% y el 1,5% del importe total), como arropaba la antigua Ley.

  • Valor de tasación de la vivienda

Las posibilidades de poder disfrutar de una Hipoteca 100 sobre el valor de compra más los gastos derivados de la operación (que se calcula alrededor del 10% del precio de la Hipoteca) varía en función del valor tasado por el mercado encargado de ello y el acuerdo al que lleguen con la entidad financiera.

Las tres situaciones más usuales para disfrutar de una Hipoteca 100 son las siguientes:

  • Cuando un Banco nos aprueba la tasación para una Hipoteca 100 porque podremos hacer frente al pago del inmueble, los gastos asociados a la compra-venta (alrededor del 10% y del 15% del total) y al préstamo hipotecario contraído con ellos. Esta situación es muy difícil que se dé actualmente.
  • Poder aportar dobles garantías, como, por ejemplo, las hipotecas de segundas viviendas, del propio titular o de terceros, para alcanzar la financiación total.
  • Que la vivienda que se vaya a comprar sea lo suficientemente barata con relación a su precio en el mercado y que el Banco apruebe la Hipoteca al 80% de tasación y con ello nos dé para financiar el precio de compra y los gastos que conlleva.

Por lo general, es muy importante que no se tengan impagos de ningún tipo con ningún registro, como ASNEF o RAI. Si es así y, además, no estamos al corriente de otro tipo de préstamos o tarjetas de crédito, es prácticamente imposible poder optar a una Hipoteca 100. No obstante, existe la posibilidad de contratar un préstamo hipotecario con la condición previa de reunificar las deudas; aunque, como hemos advertido, dependiendo del tipo de impago, puede ser un hecho más que improbable.

  • Selección de la tasadora

Después de toda crisis económica, se reinicia una época de restablecimiento inmobiliario; aunque se produce de manera lenta y siempre teniendo en cuenta las zonas de venta y los tipos de inmuebles. Como es de esperar, en épocas de crisis y recesión inmobiliaria, las tasadoras van con pies de plomo para evitar meter la pata.

Los agentes intermediarios como nosotros somos los que estamos en contacto constante con las tasadoras, por lo que conocemos, de primera mano, las valoraciones que realizan y bajo qué criterios lo hace. En este sentido, nuestra labor es muy valiosa porque sabemos, mejor que nadie, como negociar con ellos. Además, otro dato a tener en cuenta es que las tasadoras han tenido muchísimas bajas de personal, debido al descenso de las demandas; lo que justifica, en cierta manera, las reservas que mantienen al tasar inmuebles.

¿Cuál es el índice de morosidad para los usuarios de Hipotecas 100?

Quizás, una de los problemas que más se asocian a las Hipotecas 100 son los altos índices de morosidad; pero, ¿es del todo cierto? La verdad es que España es un país donde las estadísticas en temas hipotecarios brillan casi por su ausencia; lo cual hace, verdaderamente complicado la tarea de dilucidar hasta dónde llega la relación de morosidad con los préstamos de las Hipotecas 100.

No obstante, hay algo llamado sentido común que nos advierte que quizás esa relación sea bastante estrecha. Pero, si hacemos caso a nuestra experiencia, el problema central que causa los impagos de las Hipotecas 100 viene dado, en gran medida, por los errores en el análisis de riesgo más que en el porcentaje de tasación que se haya dispuesto detrás de las financiaciones.

Así que, uno de los motivos principales que nos ayudan a ganar clientes a la hora de negociar una Hipoteca 100 frente a una entidad financiera es que, si los bancos no financian los gastos, sólo unas pocas viviendas se venderán, por lo que los Bancos salen perdiendo. Lo esencial es que el criterio de riesgo esté bien definido y, si es por especialistas en el sector de las Hipotecas 100, como nosotros, es un punto mucho más a favor.

¡Contáctanos y te ayudaremos con tu Hipoteca 100!

 

 

Comments 0

Leave a Comment