Contenidos del post:

CIRBE ¿Para qué sirve?

CIRBE ¿para que sirve?. En este post, te vamso a explicar la importancia del CIRBE y para que sirve, al momento de solicitar una hipoteca, un préstamo o una tarjeta de crédito, el banco o entidad financiera considera distintos aspectos para realizar su aprobación, entre ellos ingresos, avales y deudas, las cuales pueden conocer a través de la CIRBE.

Esta base de datos recoge toda la información sobre los préstamos y créditos que son concedidos por las entidades financieras que operan en el mercado español, por lo que cuenta con todos los datos sobre las deudas pendientes de pago.

La Central de Información de Riesgos del Banco de España, conocida comúnmente como CIRBE, es un servicio público que tiene como finalidad recabar información relacionada con los riesgos de crédito, la cual le es proporcionada por distintas entidades, entre las que destacan:

  • Bancos y entidades de crédito nacionales y extranjeras que operan en España.
  • Fondos de garantía de depósitos.
  • Prestamistas inmobiliarios.
  • Entidades financieras de crédito.
  • Entidades de dinero electrónico.
  • Entidades de pago.

La información sobre los riesgos de crédito de personas físicas y jurídicas, contenida en la CIRBE, permite a las entidades financieras contar con los datos necesarios para conocer la solvencia financiera de quienes solicitan un préstamo o crédito, la cual es fundamental para la toma de decisiones.

CIRBE ¿Para qué sirve?, Hipotecas 100

¿Qué información recibe y facilita la CIRBE?

Es obligatorio que las entidades financieras, de crédito y otras informen a la CIRBE sobre los riesgos de cada operación que realizan, para ello, deben indicar:

  • Las personas físicas y jurídicas que intervienen en la operación, indicando la naturaleza de su participación (titulares del riesgo, garantes, etc.).
  • Cantidades susceptibles a riesgo.
  • Plazos acordados.
  • Nivel de riesgo de la operación.

Las entidades financieras tienen acceso a la información financiera de clientes y de cualquier persona física o jurídica que solicite un préstamo o crédito, en ella, se muestran todas las operaciones en el sistema financiero.

Los periodos anteriores a enero de 2021 se mostraban en la CIRBE los datos de las personas con riesgo acumulado igual o superior a 9.000 euros. En los periodos posteriores a enero de 2021, las entidades financieras pueden conocer los datos de las personas que tienen un riesgo acumulado igual o superior a 1.000 euros. Al acceso a esta información se da a través de dos formas:

  • Periódica: mensualmente, las entidades financieras reciben un informe sobre el riesgo contraído por los titulares (personas físicas y jurídicas).
  • Puntual: Las entidades financieras pueden solicitar información a la CIRBE sobre cualquier titular, que solicite un préstamo o cualquier otra operación de riesgo.

Objetivo de la CIRBE

El objetivo principal de la CIRBE ¿y para que sirve? es mantener una base de datos completa y actualizada sobre los riesgos de crédito en el sistema financiero español, a la cual puedan acceder las entidades financieras, que son quienes proporcionan la información sobre los titulares de las distintas operaciones.

Esta base de datos, que es administrada por el Banco de España, reúne las operaciones de préstamos y créditos, con la finalidad de brindar información oportuna y confiable de los titulares, que facilite la gestión de las entidades financieras, gracias a que pueden conocer los datos crediticios de los solicitantes, lo que les permite evaluar su nivel de exposición y riesgo.

La CIRBE se ha posicionado como una de las principales herramientas utilizadas por las entidades financieras que participan en el mercado español para conocer las operaciones que ha realizado una persona física o jurídica en el sistema financiero español, lo que les permite determinar su nivel de riesgo.

En esta base de datos se registran todas las operaciones como hipotecas, créditos, préstamos, entre otras, independientemente que estén al día con los pagos o se hayan retasado en ellos. No obstante, aunque todas las operaciones están en la base de datos, los impagos también quedan registrados, por lo que los bancos y cualquier otra entidad financiera pueden evaluar el nivel de riesgo de cualquier titular que realice una solicitud de crédito o de préstamo.

¿La CIRBE es una lista de morosidad?

Es importante mencionar que no se trata de una lista de morosidad, es una base de datos, en la que se recoge información sobre los riesgos que un titular ha contraído con una entidad financiera.

Si la persona física o jurídica que ha obtenido el préstamo o crédito realiza sus pagos de forma puntual, esto se verá reflejado en el informe y mostrará que el nivel de riesgo es bajo, por lo que no tendrá problemas para obtener nuevos financiamientos.

Pero sí, por el contrario, no ha realizado los pagos a tiempo o presenta morosidad, también se verá reflejado en el informe, la entidad financiera lo verá como un riesgo potencialmente alto y es muy posible que no otorgue el financiamiento.

Todas las personas físicas y jurídicas que realizan operaciones crediticias como préstamos, créditos e hipotecas están incluidas como titulares en la CIRBE. Si un titular considera que la información sobre su persona contenida en esta base de datos es inexacta, puede solicitar que sea rectificada o cancelada.

Se puede ejercer este derecho sobre las operaciones que aparezcan identificadas en el informe de riesgo a nombre del titular, cuyo monto sea superior a 1.000 euros. El Banco de España transmitirá la solicitud con la información recibida a la entidad o entidades financieras correspondientes para que se proceda a hacer la corrección en caso de que sea pertinente.

¿Cómo obtener información de la CIRBE?

Las personas físicas y jurídicas incluidas como titulares de riesgo en la CIRBE tienen acceso a la información relacionada con sus operaciones en el sistema financiero. Los informes de riesgo solicitados por los titulares son gratuitos, e incluyen información detallada por entidad y operación. Vale mencionar, que la CIRBE refleja las operaciones con un total de riesgo superior a 1.000 euros.

El informe de riesgos puede solicitarse por vía electrónica a través del portal web de la Central de Información de Riesgos, o por vía presencial, para lo cual es necesario solicitar cita previa. Una vez realizada la solicitud, el plazo máximo para la entrega del informe es de 10 días hábiles. Aunque por lo general la información se entrega de forma muy rápida.

Comments 0

Leave a Comment